Instrumentación vertebral


Consiste en fijar vértebras con tornillos. Puede ser utilizado como procedimiento aislado (por ejemplo para fijar una fractura vertebral de forma temporal) o combinado con otras técnicas para conseguir la fusión de uno o varios segmentos vertebrales. En los casos indicados, esta técnica puede realizarse de forma percutánea, con incisiones mínimas en la piel, sin dañar la musculatura paravertebral.